Regalos

La miel, descubre todo lo que puede hacer por ti.

La miel de abeja, además de ser deliciosa puede tener usos que ni te imaginas. Medicinales, estéticos, de higiene y muchos más... Te decimos cuáles son y cómo elegir la adecuada.

Cuando pensamos en la miel, normalmente llega a nuestra mente su delicioso sabor. No es raro, pues este alimento es utilizado para endulzar infinidad de platillos y al ser de origen natural contiene múltiples vitaminas, minerales y antioxidantes. Pero la miel además tiene algunas propiedades que la hacen única y la convierten en un producto esencial para tener en la despensa.

Algo sorprendente de la miel, es que su rara composición química la mantiene fresca y su baja humedad con alta acidez la hace inhabitable para las bacterias y otros microorganismos, por lo que no se echa a perder.

Pero eso es solo el principio… porque además cuenta con diversas propiedades que te pueden ser de utilidad en diversas áreas y momentos de tu vida:

Estimula el sistema inmunológico al ser ingerida, gracias a sus propiedades antibacterianas.

Es un antiséptico natural, que al aplicarlo sobre heridas ayuda a mantener limpias y libres de infección.

Es una fuente natural de antioxidantes, lo que la convierte en un excelente complemento para prevenir enfermedades cardíacas, del sistema inmunológico y como antiinflamatorio.

Ayuda a regular el ciclo menstrualgracias a que estimula la producción de ácido graso omega – 6, que favorece a regular los procesos hormonales del cuerpo.

Te llena de energíaya que el azúcar que posee es muy efectiva para aportar vitalidad al organismo.

Alivia el dolor de garganta y la tos, especialmente si se combina con jugo de limón.

Disminuye el estreñimiento por su elevado contenido de fructooligosacáridos, que se comportan como la fibra que incrementa la movilidad intestinal.

Minimiza las alergias cuando se toma miel de la región unos meses antes de la temporada de alergias, ya que ayuda al cuerpo a no rechazar el polen.

Para disfrutar de los anteriores beneficios es importante elegir una miel de buena calidad. ¿En qué hay que poner atención al hacer la elección?

  1. Asegúrate que incluya la palabra “miel” en su descripción.
  2. Revisa la información nutricional.
  3. Cómprala en un establecimiento confiable.

Ahora que ya lo sabes, ¡endulza tu vida y aprovecha las múltiples propiedades de la maravillosa miel!

Regresar